10 trucos para viajes largos con niños

Únete al club Afterscool y recibe todas las novedades, contenidos y descuentos

Viajes largos con niños: ¿Cómo combatir su aburrimiento?

Si estáis planeando ir de vacaciones seguro que os estaréis preguntando: “¿Cómo consigo que mis hijos no estén inquietos durante el trayecto?” Los peques necesitan moverse y hacer cosas, por lo que no soportan tener que estar quietos y callados durante horas, sin embargo, hay algunos trucos para los viajes largos con niños que seguro que os servirán al menos durante la mayor parte del trayecto. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

1- Juegos de describir el paisaje 

Cuando empecéis el trayecto, es posible que los niños no digan casi nada, pero a medida que pasen los minutos estarán más y más inquietos. ¡Es el momento de adentraros en el juego de descripción del paisaje! Este juego es más adecuado para los viajes largos con niños en coche, así que mirando por la ventanilla, llamad su atención con algo que veais, como por ejemplo: “¡Mirad qué vaca tan grande! ¿Qué más veis vosotros?” Poco a poco, los niños irán encontrando diferentes distracciones a través de la ventana.

2- Veo, veo 

El juego de descripción en sí, llega a cansar un poquito, así que para hacerlo un poco más divertido, podéis jugar al “Veo, veo” que trata de decir que estáis viendo una cosa de un color en concreto; lo divertido es ver como los niños buscan a su alrededor para encontrar de qué se trata. Este pequeño juego realmente puede alargarse durante horas con los niños y más si juegan entre ellos.

3- Ronda de chistes 

Si os sabéis algunos chistes podéis amenizar el viaje con los más divertidos y animar a los niños a explicar los suyos o a inventarse alguno. Si no se os ocurre ninguno, siempre podéis haceros con un libro de chistes infantiles e ir turnandoos para leer unos cuantos cada uno. Podéis contarlos poniendo diferentes voces y entonaciones; ¡Veréis qué divertido es así!

4- Trabalenguas 

Seguro que os suena el de “Tres tristes tigres, tragaban trigo en un trigal”… Pues de eso va este juego, a ver quien los dice mejor o de la manera más divertida. Las risas con este juego están aseguradas, porque es muy complicado decir rápido según qué frases. También existen muchos libros sobre trabalenguas para niños y el repertorio es muy variado.

5- Jugar al UNO

El juego de cartas más famoso entre los niños es el UNO, que consiste en ir jugando según unas normas hasta que alguien se queda con una sola carta y grita “UNO”. ¿Imagináis qué ocurre si no lo dice? ¡Siete cartas y volverá a empezar! Si tienes dos o más hijos podrán jugar entre ellos y distraerse durante un buen rato. Incluso podéis establecer una puntuación muy alta para que dure unas cuantas rondas y no se desconcentren.

6- Palabras encadenadas

Otro truco para los viajes largos con niños es el juego de las palabras encadenadas; es decir, si yo digo “perro”, tú dices “oreja”, utilizando la última letra de mi palabra. Este entretenimiento es muy creativo y agilizará su mente, su creatividad y su rapidez a la hora de responder.

7- Crucigramas 

Si tus hijos ya tienen entre 8 y 10 años, puedes comprarles libros infantiles de crucigramas. Como hay tantos, seguro que se distraerán un buen rato y además, aprenderán cosas nuevas respondiendo a las preguntas que no sepan con vuestra ayuda. Es una forma divertida y educativa de distraerlos.

8- Tres en ralla 

Es un juego súper simple y muy divertido que puede durar horas entre niños.  Consiste en hacer una cuadricula de 9 cuadrados; uno de los jugadores tiene que conseguir una línea de tres fichas, pero tendrá que ingeniárselas para cconseguirlo porque el otro puede tapar el camino con las suyas. Es un juego en el que deberán ser pequeños estrategas y prever los pasos del otro para ganarle sin que se dé cuenta. Puedes hacerte con una pequeña pizarra y dibujar el juego con tiza, así las partidas podrán borrarse y reiniciarse mucho más rápido.

9- El juego de adivina la canción 

Si a vuestros hijos les encanta la música y tienen buena memoria para las letras y los títulos de las canciones, podéis grabar un CD con sus favoritas, dar un tiempo a contrarreloj (por ejemplo, 20 o 30 segundos) y reproducir unos segundos de una canción al azar. Si tienes dos o más hijos, puedes añadir un extra, si uno no acierta el otro gana su punto. ¡Es una actividad divertida, memorística y sobretodo creativa!

10- Ver una película

Si habéis jugado a todos los juegos que se os ocurren y todavía no habéis llegado, siempre podéis levar con vosotros un pequeño reproductor de películas y poner su favorita. Esto, después de muchos juego y ejercicio mental, seguro que les hará quedarse dormidos en pocos minutos.

¿Y vosotr@s? ¿qué trucos utilizáis para hacer los viajes por carretera más llevaderos?

¿Te ha gustado este artículo? ¡No dudes en compartirlo en tus redes sociales! 

Y si no quieres perderte nada… ¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

 

 

(Visited 31 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *